Existe una amplísima gama de tratamientos de rejuvenecimiento tanto médicos como quirúrgicos para que el proceso biológico natural de envejecimiento fluya armónicamente, de acuerdo a la clínica de cada paciente 

Tratamientos de rejuvenecimiento facial son motivo frecuente de consultas, sin embargo hay que entender que el envejecimiento es un proceso normal, que además viene asociado a la estructura genética, hereditaria, combinado con el reflejo de cómo ha transcurrido la vida, cómo se ha cuidado la persona. Es por ello que el objetivo de acudir a una consulta para encontrar el tratamiento de rejuvenecimiento facial no puede estar sustentado en retrasar ese proceso natural; al contrario, estos tratamientos deberían estar orientados a que el proceso de envejecimiento fluya de una forma más armónica.

Es por ello que la Dra. Katiuska Rivera, especialista en Fotomedicina y Dermatoestètica, y el Dr. Gerardo Toro Parilli, Cirujano Plástico, estuvieron repasando las distintas alternativas que tienen los pacientes para encontrar tratamientos de rejuvenecimiento facial, sus indicaciones, ventajas, alcances y limitaciones, “De lo médico a lo quirúrgico”, en un interesante encuentro digital presenciado por más de un centenar de seguidores.

Causas intrínsecas y extrínsecas generan el envejecimiento, las primeras escapan de nuestras manos, pero las segundas, son aquellas que podemos controlar, como los hábitos alimenticios, tabáquicos, consumo de alcohol, ejercicio. “Nuestros hábitos pueden definir la calidad de nuestra piel”, explicó la Dra. Rivera, quien es abanderada de la tendencia Pro-Age, un concepto que define la actitud ante la vida de las personas que no luchan contra la edad, sino que acompañan el paso del tiempo de una manera fluida incorporando continuamente hábitos y prácticas saludables.

El Dr. Toro Parilli indicó que existen elementos de la piel que se modifican con los años que inciden en el envejecimiento y que deben considerarse a la hora de evaluar cualquier procedimiento de rejuvenecimiento facial: “Los compartimientos de grasa van cayendo y van perdiendo fuerza, los elementos de soporte, los ligamentos de retención, van perdiendo elasticidad, la reabsorción ósea cambia nuestro marco facial, y hay una multiplicidad de elementos que deben evaluarse en conjunto, que incluyen hasta el cabello, los dientes y los ojos”, señaló. Por tanto el rejuvenecimiento facial debe abordarse con un equipo multidisciplinario de especialistas, que muchas veces involucra a médicos estéticos, cirujanos plásticos, cirujano maxilofacial, oftalmólogos, entre otros.

Dicho esto, se segmentó en tres porciones el rostro para proceder a su análisis de arriba hacia abajo, partiendo del cabello, el cual, aunque no forma parte del rejuvenecimiento facial porque puede sufrir embates a cualquier edad, constituye el marco de la cara, así que los dermatólogos pueden ayudar a mejorar la condición capilar, incluso en la actualidad existe la opción de los implantes capilares, que hoy por hoy tienen excelentes resultados.

Seguidamente se analizó la frente y sus arrugas estáticas y dinámicas, con el botox como primera opción para relajar la musculatura y ácido hialurónico y láser con sistemas fraccionados para regularizar la textura, pero cuando hay piel de sobra en la frente y las cejas descienden, hay indicación quirúrgica. 

Párpados caídos, ojeras y bolsas (principal causa de consulta de la Dra. Rivera), mejillas, pliegue nasogeniano,orejas y nariz, se analizaron como zonas susceptibles de técnicas quirúrgicas y no quirúrgicas de rejuvenecimiento, al igual que la región peri bucal, los labios, las comisuras, los pliegues mentolabiales, la papada y el cuello.

En estas zonas de acción, la Dra. Katiuska Rivera detalló el uso de tecnologías que van desde la aplicación de bótox, del ácido hialurónico, hilos de sustentación, técnicas y equipos lumínicos para tratamientos ablativos fraccionados combinados con bioestimuladores, ultrasonido focalizado, inyecciones de grasa, entre otras que de acuerdo a la zona de la cara y el requerimiento clínico del paciente.

“Envejecemos todos los días y los tratamientos de rejuvenecimiento facial, tanto médicos como quirúrgicos, tienen una latencia estimada en el tiempo, por tanto recomendamos el uso de técnicas adicionales que permitan prolongar la duración de esos resultados con otros tratamientos”, puntualizó la Dra. Rivera. 

©2021 Dra Katiuska Rivera - Medicina Estética | Website Desarrollado por Mingo Agency

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?