Tratamientos con Láser en tiempos de COVID-19

Consultorios médicos y centros de medicina estética deben ser estrictos en la aplicación de protocolos de bioseguridad para prevenir el contagio de su personal y sus pacientes

En el uso del láser, surge un tema de gran preocupación en estos tiempos de COVID-19: qué tan seguro resulta efectuar o recibir, en el caso de los pacientes, un tratamiento que aplique láser.

En primer lugar, se habla de la posible existencia de riesgos de contagio en el uso del láser, aún cuando sobre el tema hay muchos supuestos que sirven como mecanismos de precaución más que prevención. En segundo lugar, hay algunos procedimientos que, si bien incluyen la aplicación de láser, se consideran más seguros que otros.

En los consultorios médicos y en los centros de medicina estética se efectuaban, hasta el inicio de la pandemia, una amplia variedad de procedimientos sin ningún temor y con toda confianza. Con la aparición de la pandemia, hay mucho miedo e incertidumbre y, también, gran desconocimiento en torno a qué puede contagiar o no a un paciente que acuda a una consulta y reciba un tratamiento con sistemas láser.

Protocolos de consulta

Es preciso, en primer término, dejar claro es que hay medidas de protección que son de obligatorio uso y aplicación en todo consultorio médico; para lo cual, hay distintos protocolos para cada etapa de la misma.

Estas medidas de higiene van desde la limpieza, desinfección y esterilización de equipos y espacios, hasta la comprobación del estado de salud y protección de los trabajadores de los centros de atención médica, consultorios y centros de medicina estética. Incluye, igualmente, la comprobación del estado de salud y protección de los pacientes, protocolos de recepción, de atención, de vestuario y posterior desinfección y ventilación de espacios, manejo de desechos, entre otros. Si algo nos ha enseñado esta pandemia, es que todo ha sido un proceso de aprendizaje continuo, que aún no termina.

Cómo lograr una consulta segura

En los tratamientos que emplean láser, una vaporización del tejido, pudiera (aún no está del todo comprobado) expeler ciertos gases en los que pudiera encontrarse el virus. Por ello, los profesionales de la salud deben extremar las medidas de cuidado y realizar una excelente higiene previa a los mismos; tener la indumentaria necesaria para trabajar con seguridad y ajustarse a los protocolos de recepción y atención al paciente. No se trata de dejar de trabajar, dejar de hacer consulta o dejar de atender a los pacientes; es hacerlo con las mejores medidas.

En los procedimientos con láser, que no siempre son supervisados por médicos, estos riesgos asociados pudieran afectar al personal que opera los equipos; especialmente en cuanto a la inhalación del vapor podría convertirse en una potencial fuente de contagio si no se toman las medidas que detallan los protocolos de atención a pacientes.

Estos centros de medicina estética deben ser estrictos en cuanto a la aplicación de las medidas de bioseguridad. Existen riesgos tanto para los operadores de los equipos, como para el personal médico, con los gases que expelen durante los tratamientos; no solamente hablamos de riesgos relacionados al COVID-19, sino además a la protección ocular y a la protección respiratoria durante la aplicación de este proceso.

¿Es seguro depilarse con láser?

En el caso específico de la depilación con láser, lo que toma más relevancia es que hay distintos tipos de depilación, y no todos dependen solo de la luz, sino de los sistemas de analgesia y anestesia que se emplean durante el tratamiento.

Algunos equipos de láser utilizan sistemas de criogenia, de enfriamiento, que generan como un chorrito antes de emitir la luz, cuya finalidad es enfriar el tejido, y ese criógeno, que es un gas, al momento de hacer el disparo de la luz, puede hacer dispersión de las moléculas en el ambiente.

Hay otros sistemas que utilizan el frío local, que hacen un poco menos de dispersión, pero que igual la hacen; también hay otros tratamientos de depilación con gel que terminan siendo, en teoría, más seguros, porque el gel actúa indirectamente como un retenedor de las partículas, y esto permite que exista una menor salida de gas al ambiente.

Quisiera recalcar en algunas recomendaciones para médicos y centros de salud: La limpieza de los equipos, el uso de los productos adecuados, la implementación estricta de las medidas de bioseguridad tanto para pacientes como a médicos, la desinfección cuidadosa de las zonas del rostro y el uso de clorhexidina o el betadine al 4%, recomendados para estas zonas, entre otras medidas que también deben ser tomadas en cuenta por el gremio médico.

Finalmente, me permito recordar a mis colegas que todo tratamiento debe realizarse de la manera más segura posible, no sólo para el paciente, también para el profesional que lo realiza.

Glosario Básico:

LIMPIEZA: Procedimiento que elimina la materia orgánica y suciedad mediante arrastre mecánico.

DESINFECCIÓN: Procedimiento mecánico, químico o físico que elimina agentes microbianos patógenos, a fin de reducir su riesgo de trasmisión y desarrollo de enfermedades.

ESTERILIZACIÓN: Procedimiento que elimina todas las formas microbianas, patógenas y no patógenas.

©2021 Dra Katiuska Rivera - Medicina Estética | Website Desarrollado por Mingo Agency

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?