Antes de una depilación láser es recomendable realizarse una evaluación médica

Nuevos pelos, más gruesos, más oscuros o ubicados en zonas no usuales, pueden constituir un signo de alarma; depilarlos sin profundizar si hay algún desequilibrio puede ser riesgoso para la salud

No todo pelo es un signo de que hay una patología, pero un crecimiento errado, errático o en zonas donde no debe haber, puede ser una manifestación de alerta que debemos aprender a escuchar en nuestro cuerpo, pues podemos estar ante un trastorno hormonal, ante la presencia de tumores o irregularidades con las glándulas suprarrenales, la hipófisis o la tiroides o ante un síndrome de ovario poliquístico.

La depilación láser puede ser la solución ante ese pelo o vello no deseado, pero éste debe ser un procedimiento dermatoestético aplicado y/o supervisado por un profesional médico, de manera que pueda advertir si hay realmente un signo de alerta. Esta fue la conclusión de la conversación de la Dra. Katiuska Rivera, @drakatiuskarivera, médico especialista en Dermatoestética y Fotomedicina, con la Dra. Alejandra Aponte, @endocrinologica, Internista, Endocrinóloga especialista en Tiroides y quien en la actualidad se desempeña como Investigadora de la Universidad de Columbia, en la ciudad de Nueva York (USA), transmitida por IG Live.

“Detrás de todo pelo, hay una persona”, inicia la doctora Aporte, para explicar que el pelo es una unidad estructural que contiene un folículo que lo sostiene, una glándula sebácea cercana que lo nutre, una serie de influencias que lo caracterizan y que implican raza y genética, y además unos receptores que hacen conexión con las hormonas. “Se trata de un balance para que el vello pueda crecer adecuadamente”, explicó la especialista. «El pelo forma parte de una estructura necesaria para el cuerpo humano, por algo está allí, pero su crecimiento errado o exagerado puede alertar de la presencia de algunas enfermedades, asociadas frecuentemente a trastornos hormonales», señaló la Endocrinóloga.

De ahí la importancia de un chequeo hormonal en la aparición de pelos «no usuales» en conjunto con los tratamientos de depilación láser. “Es un aspecto que debe abordarse multidisciplinariamente”, sostuvo la Dra. Katiuska Rivera, quien refirió que la depilación con láser va más allá de las aplicaciones estéticas que todos conocemos, ya que puede ser utilizada como tratamiento coadyuvante en aquellos casos en los que el crecimiento de ese vello viene acompañado de aumento de peso, acné o alguna otra manifestación que requiera atención médica.

Asimismo, explicó que la depilación láser puede actuar como una técnica complementaria a la técnica hormonal y es un tratamiento seguro y efectivo cuando los pacientes presentan foliculosis o incrustamientos. También detalló que existen distintos tipos de láser para depilar, y su selección depende de las características particulares de cada paciente, su color de piel y del vello. “El láser para depilar puede ser empleado en hombres y mujeres de cualquier edad, incluso en aquellos pacientes más jóvenes que lo requieran, y en casos extraordinarios, en niños”, puntualizó la especialista en Dermatoestética.

¿Definitiva o permanente?

La doctora Rivera hizo una diferenciación en cuanto a que la depilación con láser es permanente, es decir, ofrece resultados por mucho tiempo, no obstante, no significa que más nunca crecerá vello en la zona depilada, pues ello puede depender principalmente de factores genéticos. Sin embargo, “cuando el paciente se depila recurrentemente y ese vello vuelve a crecer, puede haber un trastorno endocrino, pero también puede obedecer a la inadecuada adaptación del haz de luz al tipo de pelo del paciente o incluso a factores genéticos con los cuales no se puede combatir; una depilación efectiva depende del láser usado, pero también de la parametrización empleada en los equipos”.

De ahí la importancia de efectuar este tipo de tratamiento en centros especializados: “La depilación con láser puede ser realizada por personal terapéutico o de enfermería entrenado, pero debe ser siempre bajo la supervisión de un médico”.

Asimismo hizo la diferenciación con respecto a la tecnología de Luz Pulsada Intensa (IPL), que si bien es utilizada por algunos profesionales, no es depilación con láser y puede ofrecer resultados distintos en ciertas pieles si no se emplea adecuadamente. Por ello, insistió, “la depilación láser es un método seguro, que en manos expertas, elimina el vello y no daña la piel”.

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

©2021 Dra Katiuska Rivera - Medicina Estética | Website Desarrollado por Mingo Agency

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?